15/7/09

El mundo está sordo



"Primero cogieron a los comunistas,
y yo no dije nada por que yo no era un comunista.
Luego se llevaron a los judíos,
y no dije nada porque yo no era un judío.
Luego vinieron por los obreros,
y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista.
Luego se metieron con los católicos,
y no dije nada porque yo era protestante.
Y cuando finalmente vinieron por mí, no quedaba nadie para protestar."

Martin Niemöller (aunque se le atribuye a Bertolt Brecht)


El hombre es un ser racional que a veces se ve impulsado por su propia naturaleza animal a cometer actos no tan racionales. Actos de locura, de pasión, de violencia e incluso de bondad, es nuestra naturaleza. Como animal también tiene temores, al dolor, a la soledad, a la muerte e incluso a la vida. Temores que, impulsados por su propia naturaleza, ofuscan su racionalidad, esa que separa la frágil barrera entre el ser humano y el animal que fue.

Pero el temor supremo, el que despierta los mayores instintos felinos, es el miedo a lo desconocido. Desde el miedo a la muerte hasta el miedo a la oscuridad, pasando por el miedo a los demás. Quizás sea este el que menos se menciona pero es el que más se siente y el que más catástrofes ocasiona. En la xenofobía se ve este miedo, en la homofobia también. Y ese temor combinado con el egocentrismo de algunos seres humanos y con la avaricia de otros ha ocasionada grandes males, por poner un ejemplo la matanza que realizó Hitler.

Pero cuando todo esto ocurría, otros seres humanos, semejantes como tales a los que sufrían el azote de estos males, callaban. Callaban también por temor, en concreto por temor a los que ocasionaban los males. Y, por el temor de unos, por la avaricia de otros y por el silencio de aquellos nadie dice nada. El mundo está sordo, y aunque la paz intenta ser escuchada quedan pocos oídos y menos bocas aún.

7 comentarios:

.L Grrrl. dijo...

Es algo de las cosas que verdaderamente me molestan: la gente que se calla como putas y los que hablan, pero sin saber.
El mundo además de sordo, está mudo ante las injusticias del día a día más triviales, ciego e ignorante.
Un saludo maja! :).

Felipe Medina dijo...

Cada día es más aterrador el individualismo en que la sociedad se está convirtiendo.
La falta de solidaridad y fraternodad están haciendo del ser humano un autórcata.
Se vive para uno mismo sin importar lo que suceda alrededor.
Los dos fenómenos más tristes que el hombre está llevando a cabo es el individualismo y el liberalismo.Dos formas de egoismo que desnaturalizan la verdadera esencia de la persona.
Un saludo

lizzieacuarium dijo...

Brillante tu blog,me gustaria que visites el mio que no esta tan completo como el tuyo,ni tan bueno pero a pesar de ser grande,soy novata en esto,estoy con vos en cuanto a revolucionaria..un saludo
Lizzie

severino el sordo dijo...

A el ser humano cada vez le preocupa menos lo que le pasa al vecino siempre en cuanto no le salpique a si mismo,eso si las miserias ajenas nos dan mucha pena contemplandolas en el salon de casa,y como mucho un donativo que sirve para tranquilizar conciencias,un saludo.

Lia dijo...

Wenas!!

.L GRRRL: una de las cosas que más me sorprenden es el hecho de que existan tantos organismos internacionales que (supuestamente)velan por que no se cometan injusticias y sin embargo o no actuan o lo hacen manipulados por los Estados.

FELIPE MEDINA: estoy de acuerdo con tu comentario, cada vez somos más individuales y sólo nos preocupamos de nuestro bienestar. La solidaridad es una de las cualidades que más aprecio en una persona, y me gustaría que hubiera más gente en este mundo dispuesta a tender su mano. En cuanto al liberalismo, es cierto que aboga a al individualismo y que no tiene en cuenta a la sociedad como colectivo, un gran lastre.

LIZZIEACUARIUM: muchas gracias por pasarte por mi blog, tampoco creo que sea tan brillante, me queda mucho por aprender, pero gracias por tu comentario. He pasado por el tuyo, me encanta el texto de bienvenida, muy positivo.

SEVERINO: tienes toda la razón, sólo nos preocupamos de las cosas cuando nos afectan, una gran muestra de egocentrismo humano. Aparte de donativos, que son necesarios, hemos de implicarnos más activamente en las causas sociales, y no tanto para aligerar la conciencia sino por el placer de ayudar a los demás.

Muchas gracias por vuestros comentarios.
Saludos!!!

nexus. dijo...

Gran parte del problema es, como sucede con la mayoría de los problemas (que desafortunadamente son muchos)que aquejan al mundo, radica en la educación y por su causa en la extensión de falsos paradigmas que aprovechan quienes no quieren hacer nada por los demás y tampoco que seamos otros quienes lo hagamos.
Es mas fácil encontrar excusas para justificar nuestra actitud egosita y antisolidaria, que encontrar muchas veces las ganas y la motivación para hacer de verdad algo positivo.
Para desterrar falsos paradigmas en que se sustentan las excusas para no hacer nada, una mejor educación en principios solidarios.
Me gusta mucho lo poco (aún) que he visto de tu blog, pasaré a menudo.
Un saludo.
Salud y República!!
Nexus.

Lia dijo...

NEXUS: wenas!! yo también creo que el problema radica en el tipo de educación que se imparte, no sólo en los centros de educación sino en la propia familia. Nos educan para tener una buena profesión y no para ser buenas personas.
Gracias por pasarte por mi blog. Saludos!!