30/9/09

Racismo



¿Porqué nos empeñamos en justificar lo injustificable? ¿Porqué pensamos que el racista sólo defiende su cutura y su país frente a agresiones de extranjeros? ¿Porqué pensamos que el racista únicamente es un verdadero patriota? ¿Porqué en muchos casos se aplauden las acciones del racista? Peor aún, ¿porqué se considera racismo una paliza a un inmigrante y un insulto (o el simple menosprecio) no?


El racismo es un tema que realmente me frustra, me hace llorar de rabia y de impotencia, me quema... Observo que la gente tiene muchas actitudes racistas y no lo percibe, que habla de los inmigrantes como delincuentes o como usurpadores. España pintada por los racistas parece una fortaleza llena de riqueza a la que intentan acceder los bárbaros para apropiarse de ella. Incluso la mayoría de la población defiende (sin darse cuenta) argumentos racistas, en temas de sanidad, educación...parece que somos nosotros los únicos que tenemos DERECHOS porque vivimos en nuestro país.

No lo entiendo, no lo quiero entender ni justificar. No creo en las fronteras, no me importan, todos vivimos en el mismo planeta, nadie es extranjero ni ilegal. Me da pena observar que muchas veces nos empeñamos en levantar muros entre nosotros, es más fácil eso que admitir que tenemos miedo de los demás. El racismo se resume en ese miedo al extranjero, a que puede venir a quitarnos el trabajo o a abusar de nuestra sanidad o educación (pensamientos muy de votantes del PP). Por desgracia el racismo está realmente arraigado en la sociedad: grupos políticos, sociales o ideológicos lo defienden en mayor o menor medida.

Hoy no pienso callarme ni una, porque estoy cansada de ver que partidos como Frente nacional (abajo dejo el vídeo de su campaña política, una auténtica basura racista) o Democracia Nacional (su cartel de promoción es también una perla, es el que aparece arriba del todo) son abiertamente racistas y LEGALES. ¿No prohíbe acaso la Constitución la apología del racismo? Habrá quién diga que hay que respetar estos ejemplos porque estamos en una democracia y existe libertad de expresión. Pues no, no los respeto. No pueden pedirme que respete a quién no respeta a los demás, no pueden pedirme que deje hablar a quién daña a los demás con sus actos y sus palabras. No puedo aceptar que partidos políticos coman la cabeza a la gente con palabras envenenadas, introduciéndoles ideas que son basura. ¿Porqué esa pasividad general? ¿Porqué nadie condena estos partidos y las ideas que defienden?
Simplemente decir que el racismo es un problema de todos y que va en aumento. Sólo espero que llegue el momento en el que todos comprendamos que somos iguales, que las palabras envenenadas dañan a todos por igual, que todos sufrimos y lloramos la pérdida, que la sangre que mana de nuestras heridas es del mismo color. Mientras tanto, lucharé por hacer entender estas ideas, por cambiar algo dentro del que piensa así (aunque sea difícil porque los racistas sólo ven lo que quieren ver). Lucharé por el simple hecho de que no soporto el sufrimiento del que está a mi lado, sea blanco, negro o amarillo, y considero que el que está a mi lado es todo aquel futuro, presente o pasado que habita en el mismo sitio que yo, la Tierra.


Posdata: sin ser mi intención, al volver a leer esto me he dado cuenta de que cambiando la palabra "racista" por "fascista" en el primer párrafo el resultado es muy inquietante.



Me interesa mucho vuestra opinión sobre el tema, dejo a la derecha una encuesta.

4 comentarios:

Felipe dijo...

Querida Lia

yo me considero un ciudadano del mundo.Mi patria no tiene fronteras(dibujadas en papel por los colonizadores)ni banderas,ni himnos.

Mi patria es la solidaridad,el amor,la dignidad de mis semejantes y su existencia.

Es muy cierto que aquí en este lugar que se denomina España,igual que en los paises más desarrollados,existe racismo.Y no es racismo encubierto u ocasional.

Dicen:nos quitan el trabajo,no pagan por la sanidad,la educación...

No te has equivocado cuando dices fascista por racista.

El racismo y la xenofobia es auténtico fascismo,sin paliativos.

Un beso

Naveganterojo dijo...

Buf¡¡¡¡, una gran entrada, con fuerza, con garra, con dolor, con corazon, es decir, muy humana en mayusculas.
Amiga Lia,no puedo mas que aplaudir todas y cada una de las palabras que has plasmado.
FASCISMO Y RACISMO son lo mismo, van de la mano, tienen identica ideologia, son igual de asesinos, causan el mismo dolor, y en definitiva son las mismas personas.
Al contrario de nuestro comun amigo Felipe, mi bandera es la tricolor, y mi himno el de riego, mi corazon esta con los necesitados, los perdedores, y los qu mas ayuda necesitan.
Me ha encantado tu entrada, esa fuerza es la que este pais necesita para arrancar de una vez por todas y ser moderno, joven y europeo, no una dictadura bananera en la que cualquier fascista anormal se crea con todos los derechos para pisotear a cualquiera.
Un abrazo.
Salud y felicidad

severino el sordo dijo...

Opino como Felipe y Navegante racismo y fascismo son dos caras de la misma moneda,reconforta leer entradas como la tuya es el cambio que necesitamos para que el futuro pinte de otra manera ,un saludo.

Lia dijo...

Wenas!! Espero que perdonéis que tarde más en contestar los comentarios y que no pasee tan asiduamente por vuestros blogs, pero es que ya han comenzado las clases y con ello las horas de estudio y trabajos.

FELIPE: tu patria es muy hermosa, más digna y humana que esto que se hace llamar España, donde como bien dices, hay un racismo/fascismo abierto y permanente. Ojalá abundara la gente como tú, que sabe mirar más allá de las fronteras.

NAVEGANTE: es lo que tiene escribir algo cuando uno está casi fébril (es que estaba bastante resfriada) que salen verdades como templos. Lo peor no es que se de el fascismo y el racismo (se van a seguir dando), sino que se tolere.
Me encantaría ver un cambio en la gente que me rodea, más preocupación por lo que sucede y puede llegar a suceder; sigo pensando que hay mucha gente que cree que ya tiene la cama hecha por sus padres.
La bandera tricolor es para mí la bandera de la esperanza,espero verla ondeando algún día en libertad.

SEVERINO: sin duda alguna fascismo y racismo se cogen de la mano y están apadrinados por la ignorancia. A mí también me reconforta leer tus comentarios. Todos formamos parte del cambio, los más mayores porque pueden enseñarnos y los más jovenes porque podemos aprender de ellos. Cambiar lo que hay hoy es una tarea conjunta.

Saludos a los tres y gracias por vuestros comentarios!!!