5/10/09

"Caballos Azules"


"Sentado en uno de los sillones estaba Louis fumando, observaba detenidamente un cuadro colgado en la estancia. Era un reproducción de los “Caballos Azules” de Franz Marc. Cuando lo observaba, a Tom le parecía ver un océano inquietante y surrealista de un azul muy profundo, donde las crines de los caballos eran criaturas marinas tenebrosas y sus largos cuellos las crestas de las olas. ¿Y porqué no? Al fin y al cabo el título sólo era una orientación, la pincelada más realista de su autor. Quizás un mero intento de encajar lo sublime en un mundo que no sabe ver, o que sólo sabe ver lo señalado"
Breve fragmento de "Manzana Podrida" (espero terminar la historia algún día)
*Las pautas sociales, morales y jurídicas nos han coaccionado para dejarnos someter a un sólo pensamiento (manejar a un rebaño es más fácil que manejar a 100 ovejas). Dicho sometimiento tiene lugar a través de todos nuestros sentidos, que llevan la información manipulada a nuestro cerebro.
*El cerebro humano está adiestrado para desviar ciertos pensamientos (impuros, ilógicos, inmorales). Nuestra mente está llena de señales de "Danger" que saltan cuando creemos traspasar límites.
*El ojo humano está condicionado por el cerebro, adiestrado por este (al igual que el resto de nuestro cuerpo) para ver/hacer/oír/creer/¿sentir?/sí, sentir aquello que el cerebro quiere.
Llegados a este punto me asaltan grandes dudas y temores; algo debe de haber fallado en mi programación, porque no logro ver los caballos azules...

4 comentarios:

Felipe dijo...

Caballo azul escondido sobre un lienzo y un cerebro que saltan palabras y resumen quejas.

Caballo azul rebosa la existencia que no nos atrevemos a padecer.

Caballo azul en nuestro corazón, perseguido por la razón interminable de no querer,de no hacer,de no sucumbir.

Caballo azul presente ante nuestra mirada huidiza

Besos

Naveganterojo dijo...

Afortunadamente somos muchos los que no logramos ver el caballo azul.
Parece ser que los programadores hicieron muchos cerebros defectuosos,(aunque yo personalmente me alegro mucho de tener uno de ellos).
Un abrazo.
Salud y felicidad

severino el sordo dijo...

Mis ojos ademas de estar condicionados por el cerebro,estan atados a unas gafas desde que yo era chiquitito,quizas por eso aprendi a mirar lo que yo quiero,mejor dicho lo que elijo,un elegido saludo.

Lia dijo...

Wenas!!

FELIPE: adoro tus versos, tienes alma de poeta.
NAVEGANTE: yo también me alegro de tener un cerebro defectuoso, y espero que no logren arreglarlo.
SEVERINO: te comprendo, mis ojos también llevan unos años atados a las gafas.

Saludos a los tres y que paséis bien la semana!!! Gracias por vuestros comentarios!!