19/10/09

Aún queda esperanza


"Ni las estrellas ni las luces, ni el Sol al amanecer
tienen ese brillo en los ojos que alguien le legó al nacer.
Más que el brillo de la vida es el brillo de la esperanza,
aquel que muchos perdimos cuando sopesamos la balanza.
Ni el dinero ni el trabajo, ni el diamante más hermoso
pueden comprar el brillo que nace de sus ojos.
Mi sorpresa es demencial,
¿cómo mantiene el brillo si no tiene nada más?
Rodeada de miseria, guerra y explotación
sabe que aún queda gente que le puede dar un mundo mejor.
No permitas que nadie te arrebate esa ilusión,
que mancille lo más sagrado que guarda tu corazón.
Porque al otro lado de la frontera hay gente dispuesta a ello,
a jugarse la vida para que tú puedas cumplir un sueño"

P.D: siento que la fotografía no sea muy buena, la tomé este sábado en los actos realizados contra la pobreza en Granada. La imagen de esta niña me impactó mucho, porque debe ser difícil sonreír cuando todo lo que existe a tu alrededor es miseria, pero sobre todo por el brillo de sus ojos; porque en ellos alberga la ilusión y la esperanza por un futuro mejor, un futuro que con la ayuda de todos podría tener. Estos humildes versos se los dedico a ella, esté donde esté, para que sepa que siempre existirá alguien dispuesto a tenderle la mano.

5 comentarios:

Felipe dijo...

¡Qué razón llevas!

la sonrisa,sus ojos,su cara entera

¿Cómo es posible en su mundo de miseria?

¿Cómo es posible en su mundo esclavizado?

la esperanza como futuro
el futuro como esperanza

una niña
un cielo
vivir
sonreir
en lo soles perdedores
en los vientos cobardes
en la insolencia de las estrellas

¡sólo dignidad para existir!

Me ha entristecido tu entrada

Besos

Naveganterojo dijo...

Ese brillo es el brillo de la vida, mas fuerte que el odio, que la desesperanza, que el olvido, que la envidia, que el desprecio.
Ojal ese brillo le tuvieramos todos en nuestros ojos y sobre todo en nuestros corazones.
Preciosa entrada amiga.
Salud y felicidad

Napoleon dijo...

Hola Lia...

me gusta tu blog, es revolucionario como pocos...me has echo pensar profundamente sobre la pobreza, aqi en mi perú y en toda latinoamerica tambien hay escenas como esa, tan conmovedoras de niños qe mantienen ese brillo en sus ojos a pesar de la terrible adversidad qe les toco vivir. cuando veo a esos niños siento una gran impotencia, una gran frustacion de saber qe no puedo hacer nada para ayudarlos, para cambiar su situacion.
ahora estoy trabajando en el campo y convivo con gente humilde pero alegre, una alegria qe contagian, es bonito convivir con ellos, muchos no pierden la esperanza de qe su situacion cambie.

Saludos...

*me emocione...al leer esta entrada. calo muy hondo en mí alma.

severino el sordo dijo...

Da gusto pasar por tu casa,siempre encuentra uno esperanza en que esto mejore,un abrazo.

Lia dijo...

Wenas!!

FELIPE: hermosos tus versos Felipe. Siento que te haya entristecido mi entrada, yo también me entristecí cuando la escribí, pero prefiero una realidad vil a vivir en mundo feliz e hipócrita (que es en el que vive mucha gente hoy).

NAVEGANTEROJO: es un brillo que refleja ganas de vivir, luchar y soñar. Sí, ojalá muchos llevarámos ese brillo en el corazón, sería la mejor luz para alumbrar nuestro camino en la vida.

NAPOLEÓN: encantada de conocerte!! Intento que mi blog sea sincero, que la gente que pase por aquí reflexione acerca del mundo que nos rodea. La pobreza existe en todos los países, lo que ocurre es que en algunos los camuflan muy bien. Todos podemos hacer algo por los demás, basta con una sonrisa, una palabra de apoyo...
No pierdas nunca la alegría ni la esperanza, ambas no pueden comprarse con dinero.

SEVERINO: gracias!! La esperanza está presente en todas partes, sólo hay que saber verla: en una palabra, en una mirada...Te dejo una frase de una amiga mía: He tenido tan mala suerte que ya sólo puede quedarme la buena.

Gracias a los cuatro por vuestros comentarios!! Saludos y que paséis una buena semana!!