6/5/10

Chismes Celestiales III



Día soleado en las alturas mientras abajo todo son nubarrones: crisis, corrupción, desastres naturales,pedofilia...
A pesar del buen tiempo, las temperaturas han subido ligeramente en los últimos días tras meses de frío, se respira un ambiente extraño en el cielo. Los pequeños ángeles revolotean de aquí para allá llevando grandes sobres blancos en sus manos, presumiblemente noticias de abajo.
-Llevo un día tan ajetreado que todavía no he podido descansar -decía un pequeño ángel con la cabeza cubierta de rubios rizos a otro de mirada curiosa.
-Dímelo a mí, a este paso voy a perder las alas -contestaba el otro resueltamente.
Un tercer ángel que pasaba por allí disminuyó la velocidad del vuelo para incorporarase a la improvisada reunión.
-Yo he escuchado rumores de que no nos pagarán las horas extra -dijo maliciosamente el recién incorporado- Por lo visto al Jefe se la han vuelto a jugar.
Se había escuchado mucho acerca de las obras de remodelación del infierno que llevaban puestas en marcha varios meses. Como el Diablo no tenía dinero suficiente para sufragarlas Dios le había hecho un pequeño (y no tan pequeño) préstamo, con la condición de que éste tenía que devolverle el dinero tan pronto pudiera. Pero ya se sabe que uno nunca ha de hacer tratos con el Diablo, y las consecuencias no se habían hecho esperar. De alguna manera Satán había logrado engañar a Dios, que con frecuencia solía ser demasiado ingenuo, y le había hecho creer que necesitaba urgentemente el dinero y que podría devolvérselo después. Cuando éste bajó a comprobar el estado de las supuestas obras se encontró con la construcción de un enorme campo de golf y con la negativa del Diablo a devolver dinero alguno. Y como el dinero no nacía de las nubes se había optado por recortar los salarios de los ángeles durante algunos meses para combatir la falta de dinero.
-Yo también he oído algo -aportó el ángel de cabellera rizada- Por lo visto el Diablo ha llegado incluso a meter mano a las arcas comunes.
-La culpa es del Jefe -un cuarto angelillo de pelo negro azabache se había incorporado al corrillo- Es muy confiado y siquiera se ha preocupado de controlar las gestiones económicas del infierno.
-Es verdad -aportó el ángel de mirada curiosa meciendo enérgicamente la cabeza- Además que a los apóstoles apenas les ha rebajado la paga y a los guardianes de las puertas mucho menos.
-Tenemos que hacer algo -dijo el ángelito de mirada maliciosa- Coordinarnos entre nosotros para hacer alguna acción y reivindicar nuestros derechos.
Una grave tos resonó a las espaldas de los angelitos, que se removieron asustados batiendo las alas frenéticamente.
-Menos revuelo que yo no engaño a nadie -Dios estaba verdaderamente enfadado, no le gustaba que enjuiciaran su honestidad- Os dije que durante seis meses rebajaría vuestros sueldos, por tanto el mes que viene volveréis a tener la misma paga de siempre.
Todos los angelillos se habían apocado, excepto el de mirada maliciosa.
-¿Y porqué a los apóstoles no se les ha rebajado el sueldo? -preguntó acercándose a Dios.
-¿Quizá porque no cobran? -dijo Él tranquilamente- Aquí los únicos que cobráis sois vosotros y los guardianes, a los que también se les ha rebajado el sueldo.
Los cuatro angelillos se miraron confundidos. Habían oído muchos rumores, pero confiaban en su Jefe y sabían que no les engañaría.
-Ahora vamos a pasar todos a la Sala, tenemos una reunión muy importante con el gabinete de apóstoles -dijo Dios caminando hacia un gran recinto en el que aguardaban todos los apóstoles así como algunos ángeles. Todos parecían bastante nerviosos, la situación del cielo no era muy óptima.
-Veámos el orden del día -dijo Dios acercándose a una gran nube que hacía las veces de pizarra- En primer lugar la desviación de fondos. El Diablo está construyendo un campo de golf con el dinero que le prestamos para ampliar las instalaciones del infierno. También ha desparecido mucho dinero de la caja común y no creo que ninguno de los presentes, y me incluyo yo, sea tan deshonesto como para realizar semejante acto. De modo que podemos concluir que es él quién está detrás de nuestros problemas económicos, los cuáles han provocado que el sueldo de los pobres ángeles haya sido congelado durante seis meses. Aunque esto,en comparación con la corrupción terrestre, es un problema nimio.
Los ángeles, que escuchaban atentos, asintieron con firmeza mientras mostraban su indignición con logradas muecas.
-En segundo lugar el feo asunto de la pedofilia que ya todos conocemos. Ahí abajo más de uno lleva años comportandose como un auténtico hijo de Satanás -estaba expresión hizo que algunos de los presentes se escandalizaran, incluído San Pedro que hizo varios aspavientos- pero afortunadamente parece que nuestra campaña de destapación de casos está dando por fin sus frutos.
-En tercer lugar el ya consabido tema crisis -continuó Dios señalando la pizarra- Aquí nos encontramos en un punto crítico, no hemos logrado el cambio de mentalidad y conciencia que esperábamos con ello. Se sigue sin ser consciente de que el modo de vida actual no es sostenible, que supone la explotación de muchos para el bienestar de pocos. Hemos de pasar a acciones más concretas tendentes al decrecimiento, San Mateo tiene varias propuestas que pueden resultar interesantes.
Sin previo aviso el Diablo penetró en la estancia acompañado por uno de los guardianes de las puertas, que intentaba en vano frenarle.
-Señor -dijo éste azorado-He intentado pararle pero se ha empeñado en asistir a la reunión.
-Bueno, nunca es malo escuchar las propuestas de la oposición -dijo Dios invitándolo a pasar- Continuando con el orden del día, hemos de ver el último punto: las catástrofes naturales. Se suponía que alguien tenía que localizar a Moisés pero no ha sido posible encontrarle. De modo que tenemos a un hombre mayor, posiblemente perturbado y con poderes sobre la naturaleza suelto por ahí. Pido toda la colaboración posible en este aspecto, incluída la de los ángeles -dijo dirgiéndose a estos últimos puesto que estaban molestos por su problema económico y no habían prestado mucha ayuda- y ruego por que cierta persona no tenga nada que ver -añadió mirando al Diablo.
-Ahí sí que no tengo nada que ver -dijo éste intentando parecer honesto- Yo no tengo la culpa de que se te alborote el personal.
-Vamos a abrir el debate -continuó Dios omitiendo el comentario del Diablo- Al final no se donde vamos a estar peor, si en el Cielo o en la Tierra. Esto de la vida eterna pinta muy mal últimamente.




4 comentarios:

Soy beatriz dijo...

¡Muy bueno jaja!!! la analogía exelente!!! me encantó...
Si mal no recuerdo el diablo es el primogénito de Dios, que se rebeló, verdad?... en estos tiempos donde los límites escasean tanto, Dios no se habrá vuelto a congraciar con el diablo? y le perdona todo?....

Un abrazo!! buenísimo.

Mita dijo...

Lia, el día 11, martes, hay una mani gigantesca en Wiesbaden de protesta: profesores, estudiantes, un lío tremendo. Aunque la discusión no gira sobre los mismos temas que en Espana, pero es una gran muestra de descontento.
Ha habido un recorte de 8 millones en nuestra uni que afecta a todo.

Besotes

Duende Crítico dijo...

Me encanta ver la crítica hacia comisiones de "sabios" que al final sólo suelen servir para la foto y no para buscar soluciones.

Un abrazo Lia.

Lia dijo...

Wenas!! Gracias a los tres por vuestros comentarios!! Siento no haber pasado últimamente por aquí, pero tengo una semana atareada.
Saludos!!