26/3/10

Afganistán y la lucha de RAWA


Este martes ha tenido lugar en mi Facultad una conferencia muy interesante sobre la realidad de las mujeres afganas. Los allí presentes pudimos disfrutar de las palabras de Mariam Rawi, miembro de RAWA. Se trata de una organización afgana que lucha por los derechos de las mujeres y niños y por una sociedad laica y democrática; en sus tres décadas de existencia varias de sus activistas han sido asesinadas, entre ellas su fundadora, Meena. Creo que el mensaje de Mariam merece ser difundido, por ello voy a intentar plasmar aquí lo que ella expuso en su conferencia así como las preguntas que posteriormente le hicieron. El general se habló de la realidad afgana tras la invasión americana y de las situaciones que no aparecen en los medios de comunicación.

"La OTAN y EEUU no pretenden la democracia ni las libertades de los afganos, argumento que habían esgrimido para realizar la ocupación. Tampoco es cierto que el territorio  esté más controlado que antes de la ocupación ni que haya más seguridad ciudadana, puesto que el 70% de Afganistán permanece fuera del control de EEUU.
Ambas (OTAN y EEUU) han matado a niños y mujeres, incluso las tropas españolas, a pesar de que acuden en misiones de paz.
El año 2009 ha sido el más letal desde el comienzo de la ocupación, las tropas han matado ya a 8.000 civiles, en su mayoría mujeres y niños. EEUU, bajo sus falsos pretextos, está utilizando a Afganistán como laboratorio de armas, y el gobierno de Hamid Karzai (Presidente) lanza su ejército contra la gente.
Hay negociaciones con los terroristas talibanes. Un periodista narró como acaban financiando a los insulgentes.
Obama habló de cambio, pero no hay diferencia entre Bush y él porque su política bélica es la misma. Además, con Obama ha habido varios sucesos de los más sangrientos.
Los gobiernos han utilizado argumentos como la liberación e independencia de las mujeres, han usado a las mujeres para ocupar Afganistán. Éstas están sufriendo violaciones, violencia doméstica, etc. Ha aumentado el número de autoinmolaciones y suicidios. La situación de las mujeres afganas es de las peores del mundo.
RAWA no está de acuerdo con los medios de comunicación cuando hablan de violencia doméstica por parte de los maridos a las  mujeres, puesto que son la policía y los gobiernos los que intervienen en esa violencia. Hay un corrupto sistema judicial y no hay ley que protega a las mujeres. La OTAN sólo ha eliminado a los grupos más radicales y misóginos.


El problema no es sólo la situación de las mujeres en Afganistán, sino también la producción de opio para evitar el potencial rebelde de la población. La OTAN y EEUU están involucrados en esta industria. Las tropas en Afganistán apoyan el tráfico de drogas, y el dinero obtenido se reparte entre ellos.
La pobreza extrema provoca que las madres vendan a sus hijos. Al la inflación se suma que el 80% de la población está por debajo del umbral de la pobreza. Afganistán es el segundo país más corrupto del mundo. Se ha destinado mucho dinero a ayudar a la reconstrucción del mismo, la mayor parte del mismo se ha distribuido entre ONG's, funcionarios, gobiernos, cooperantes extranjeros, mafias...
El hermano del presidente Afgano, Ahmed Wali Karzai, ha recibido pagos de la CIA (noticia publicado en el New York Times en 2008, además de trabajar ocho años para ella) En los últimos años EEUU ha dirigido la economía afgana hacia la globalización. Todo está en manos de personas corruptas (noticia del Washington Post), el banco de Afganistán está dirigido por personas que destinan parte del dinero a Dubai, donde viven.
La OTAN, EEUU, los yihadistas y los talibanes saquean el país. Deben retirarse las tropas extranjeras de Afganistán. Irán y Arabia Saudí deben sacar sus manos del país. Una iniciativa es llevar a los responsables de crímenes de guerras ante Tribunales internacionales para que sean juzgados.
Se trata de un duro combate, pero la democracia es una dura conquista que no puede ser solventada por otros.
Cerca de cien soldados españoles han perdido su vida en Afganistán, enviados para proteger los intereses de EEUU. Mientras perdure la ocupación y el gobierno de los fundamentalistas no se logrará traer paz y democracia a Afganistán.
RAWA es una asociación política y social de mujeres afganas que luchan por la libertad y la democracia. El 80% de las mujeres afganas son maltratadas, el 60% de los matrimonios son forzados.
Afganistán produce el 92% del opio que se transporta al resto del mundo. Está prohibido que los criminales se presenten a las elecciones, sin embargo la realidad es bien distinta.

TURNO DE PREGUNTAS:
-¿Cómo se intenta cambiar esta situación desde dentro del país? Hay otros grupos en Afganistán como RAWA, pero se encuentran ocultos y son más pequeños. Llevamos tres décadas luchando por nuestros derechos. Los miembros de RAWA suelen ser encarcelados o asesinados (como Meena). Son las mujeres y niños los únicos que pueden reconstruir el país, pero es importante la ayuda internacional.
-¿Hay algún grupo internacional que apoye la resistencia? No existe algo consolidado, hay organizaciones pero no es suficiente. Es necesario que todas tengan un objetivo común: desocupación de las tropas y de los fundamentalistas.
-¿Cómo trabaja RAWA? Debido a su posición política no puede mostrarse como tal sino que trabaja en clandestinidad. En Pakistán hemos creado proyectos, pero el Gobierno plantea problemas.
-Existe una red internacional, han contactado con ONG's y debiera haber sido posible crear esa plataforma más visible. Las ONG's han aportado beneficios, pero RAWA es un grupo político, su trabajo no es ayuda humanitaria sino proyectos de educación, sanidad, democracia y derechos humanos. No tenemos oficinas ni cuenta bancaria, nuestros fondos son privados. Por ello nos es difícil actuar. Con las ONG's nos es difícil contactar, sería bueno crear una red.
-¿Cuáles son las estrategias de las mujeres para luchar contra este tipo de violencia derivada de un orden patriarcal?¿Cuáles han sido los avances en materia de derechos humanos? El perder a un marido es común, han pasado por muchas tragedias, algunas han vuelto a casarse y otras tienen que vivir en la calle. Una de las formas de salir de esto es a través de la educación, a veces se convence a los padres para que las niñas vayan al colegio, cuando ven los beneficios de esto las dejan acudir. Hay una dependencia económica de las mujeres, sólo a través de la educación esto puede cambiarse. La misión engloba también ayudar a los hombres, pero especialmente a las mujeres porque son víctimas de una mentalidad machista y de la sociedad patriarcal. Intentamos promover la igualdad de derechos: que sean reconocidas como personas, sanidad y educación; derechos de primer grado. No todos los hombres son fundamentalistas, éstos suelen ser sólo los políticos, banqueros, etc. Los hombres de a pie apoyan a sus mujeres y a nuestra causa: la libertad.
Respecto a los cambios en derechos, en Kabul hay evolución, las mujeres no llevan burka. En otras ciudades continúan llevándolo y no pueden acudir a las escuelas. La nueva constitución puesta en marcha no va a suponer un avance porque está realizada por políticos fundamentalistas. En los últimos ocho años la situación ha empeorado.
-Alemania envió ataques bajo argumentos fríos y erróneos, ¿qué podemos hacer contra esa imagen falsa? El movimiento antibelicista se está fortaleciendo y debe hacerse aún mayor para poder ayudar. Ha de fomentarse el interés por la realidad de Afganistán, tener una visión objetiva y darla a conocer. Para nosotros, esas acciones son importantes, si el movimiento aquí es fuerte nos da esperanza.
La conferencia terminó con la propuesta de un asistente, que no quería financiar con su dinero la guerra (dado que España vende y fabrica armas) y proponía una objeción a los gastos militares, que el dinero se destinara a gastos alterativos.

Fue una conferencia muy interesante, que mostraba una realidad diferente a la que suele mostrarse en los medios de comunicación. Admiro la labor realizada por RAWA, quién a pesar de no tener prácticamente fondos y de actuar clandestinamente, pone todos sus esfuerzos en lograr derechos y libertades para su pueblo. Creo que su grito queda bien claro, la ocupación del país por tropas extranjeras sólo ha empeorado la situación, trayendo más corrupción y miseria.
De cualquier modo una guerra siempre es una guerra y en ella morirán personas inocentes. Hasta cuando...


5 comentarios:

Felipe dijo...

Me ha gustado mucha esta entrada.Ahora te doy mi humilde punto de vista.

Desde que Bush lanzase la Operación Libertad Duradera poco o casi nada ha cambiado en Afganistán.Sí ha cambiado pero mal mal:la muerte de personas inocecentes con bombardeos indiscriminados.
Karzai es un corrupto impuesto por los USA a través de unas elecciones fraudulentas y los talibanes no han perdido poder.Se cultiva mayor cantidad de opio que no es controlado.
Las leyes fundamentalistas siguen vigentes en este país en detrimento de la mujer.
Afganistan es un país semiocupado con un gobierno corrupto con apariencia democrática.
Más temprano que tarde los americanos y todos los que ocupan el país saldrán de allí habiendo dejado un reguero de sangre y un exacerbamiento del terrorismo de Al-Qaeda.
Estamos ante una sangrienta ocupación con fines armamentísticos y geoestratégicos.
Afganistan caerá de nuevo en manos de los talibanes por desgracia para Oriente y Occidente

Soy beatriz dijo...

Gracias por compartir esta información tan importante. Particulamente me produce una tristeza enorme la realidad de esos pueblos.
Me quedo sin palabras y sólo con una sensación de impotencia personal con todo esto.
Un abrazo grande y gracias por tan buena información.

Dorian dijo...

Genial entrada Lia.
Y tan bien explicado todo como siempre...

La verdad es que es una pena todas estas situaciones que tienen que vivir algunas (MUCHAS) personas por culpa de la opresión de otras.

Yo me repito lo mismo que tú.. "Hasta cuando..."

Un beso.

Duende Crítico dijo...

La situación de la mujer es doblemente complicada en Afganistán.

COmo bien has señalado, por un lado la situación político-administrativa afgana no da lugar a un gran avance en el desarrollo de los DD.HH. básicamente porque el Estado afgano es esquelético y sólo predomina en unos pocos núcleos de población. Es decir, no hay mecanismos que posibiliten un desarrollo real de la acción cívica.

Por otro lado, el legado fundamentalista talibán aún predomina en gran parte de la población. Fueron muchos años de dominio y, ese dominio, todavía es patente en el imaginario común. No hay así perspectivas de cambio con respecto a avances significativos de la situación de la mujer afgana.

Un abrazo y siento no haberme pasado últimamente.

Lia dijo...

Wenas!!

FELIPE: comparto tu opinión, la situación de Afganistán a empeorado y cuando sea desocupado los talibanes volverán a controlar el país, pero me quedo con la frase de Mariam, la democracia han de lograrla ellos por difícil que resulte.

BEATRIZ: a mi también me resulta muy triste su situación y admiro la lucha que están llevando a cabo. Nuestras acciones a este lado les darán esperanza.

DORIAN: Afganistán, Palestina, Líbano, Somalia...hay miles de personas en estos lugares que han de padecer en su día a día las injusticias, se siente impotencia...

DUENDE CRÍTICO: su situación es muy complicada, pero mientras queden personas dispuestas a luchar por sus derechos habrá esperanza de cambio.

Gracias a los cuatro por vuestros comentarios!! Saludos!!