29/11/09

Se lleva el conformismo


El viernes por la mañana estuve en una concentración en la Plaza del Ayuntamiento de Granada contra la ordenanza de convivencia (de la que hablé en una entrada anterior). Hubo muy bien ambiente, con algún que otro insulto y pitido, pero sin ningún disturbio. Dejo aquí la noticia por si os interesa. Acabo de leerla y me ha llamado la atención que dice: "cuya concentración no estaba autorizada". No lo he mencionado nunca, pero yo ya tuve que pagar una multa por acudir a una manifestación ilegal el pasado marzo (301 euros bastante dolorosos por protestar contra la brutalidad policial -lo que ocurrió en Barcelona con los estudiantes contra el Plan Bolonia) Así que ahora cada vez que voy a alguna protesta pregunto a la policía sobre la legalidad del acto. Pues bien, cuando llegué pregunté a un Nacional si la concentración era legal y me contestó: "No lo sé, supongo que sí porque es en frente del Ayuntamiento" Bien, no lo sabe ni él, pero lo peor es que según el periódico no era legal. Me llama la atención que ni la policía sepa si los actos son legales, una brecha más en nuestra libertad de expresión y manifestación.
El caso es que pasó a mi lado una familia "bien" con sus hijos (ese día era festivo en los institutos).Todos paseando plácidamente de la mano con sus ropitas de marca y su buena presencia. El niño quería acercarse a la gente para ver porqué protestaban, pero la madre llegó corriendo y lo cogió de la mano diciendo estas palabras:
-¡Ven aquí! Que esto es peligroso -unas cuantas miradas a su alrededor para comprobar que nadie intentaba raptarla- Siempre protestando, no tienen otra cosa que hacer.
Yo no me alarmé, quizás porque estoy acostumbrada a escuchar cosas de este estilo cada vez que voy a algún acto o manifestación. Probablemente la mujer no sabía porque protestábamos, seguramente aunque hubiera sabido que era por una causa que incumbía a todos los granadinos hubiera dicho lo mismo. Quizás la mujer no sabía que las cien personas que estábamos allí no éramos delincuentes, ni vagos, ni tirados; simplemente gente a la que le preocupa lo que ocurre en su ciudad. Quizás la mujer no sabía que los que estábamos allí, en su mayoría anarquistas o gente de izquierdas, estábamos ejerciendo un derecho.
El tópico siempre viaja por delante, es habitual escuchar que las manifestaiones están llenas de antisistemas y gente que va a romper el mobiliario. Siempre habrá gente violenta, pero no en una manifestación sino en todos los sitios. Puede que la gente que es tratada y prejuzgada de esa forma sea la única que realmente aspira al cambio.
Muchas veces pienso que nos merecemos todo el mal que tenemos, la crisis, las guerras, la violencia; que nuestro mejor final sería terminar extinguidos y que el resto de la vida suspirara aliviada. Sin embargo, mientras quede gente dispuesta a luchar por algo mejor, existirá una última esperanza y nos ganaremos el derecho a ser llamados hombres.
A veces es necesario nadar contra la corriente para encontrar el rumbo adecuado....





9 comentarios:

El Edukador dijo...

Como diría Quintín Cabrera "nadar a contracorriente... cansa tanto", a cada día que pasa me doy más cuenta de la cantidad que gente que viven en una burbuja de conformismo que les vuelve absolutamente insensibles a todo aquello que no les afecte de forma directa. Aquellos que alzamos la voz somos tachados de extremistas rabiosos y de idealistas absurdos, por lo visto no se puede tener los pies en la tierra y aspirar a mejorar el mundo. Es una tarea harto complicada... sobre todo si a tu alrededor no hay gente que te comprenda, es uno de los métodos más poderosos de anulación de ideologías de nuestro sistema capitalista, no solo te entrenan para no pensar, si no que te enseñan a repudiar a aquellos que lo hacen, a odiar lo diferente.

Me gustaria asistir a más manifestaciones, aunque desgraciadamente no tengo la ocasión de presentarme en ninguna de las que se hacen en sevilla o en huelva, incompatibilidades horarias; por supuesto, mis padres ponen el grito en el cielo ante esto, porque piensan que aquellos que se manifiestan solo se buscan recibir una paliza por parte de la guardia civil, y todo ello para no sacar rédito ni producto.

No podemos permitir que sigan pisoteando nuestros derechos así.. la calle es nuestra!!

Ciberculturalia dijo...

Toda la razón. La mayoría de la sociedad está instalada en el conformismo. No quiere pensar nada más que en su egocéntrico espacio. Es un gran problema sin duda. La única esperanza es que hay gente que está comprometida e intenta remover los cimientos para mejorar.
Tu eres una de ellas.
Un beso

Naveganterojo dijo...

El mundo es de los incorfosmistas, de eso no te quepa duda, pero tampoco te quepa duda de que esos mismos incorfosmistas son los que hacen que la sociedad avance.
¿Imaginas una sociedad gobernada y guiada por conformistas?...creo que aun seguiriamos en las cavernas peleandonos por un trozo de piedra.
Un abrazo amiga mia.
Salud y felicidad

Felipe dijo...

Sí,es cierto.Estamos instalados en el conformismo más perezoso dejando a otros la pelea.Y los conformistas son los que claman en las tabernas,en los parques,en el saloncito contra los Gobiernos de turno.
Dejémoslos con su inconformismo de salón porque mientras existan personas que defiendan la libertad y la dignidad con uñas y dientes estaremos en el buen camino

Saludos

severino el sordo dijo...

Igual ando equivocado pero creo que las concentraciones no hay que legalizarlas uno se puede reunir donde quiera ,afortunadamente ahora se puede era en otros tiempos donde no estabam permitidos los corrillos,y si si que estamos instalados en el conformismo a lo mas que llegamos como dice Felipe es a arreglar el mundo en la barra del bar,un saludo.

Dorian dijo...

Severino... Creo que estás equivocado, ya nos multaron por ir a una CONCENTRACIÓN no legalizada.

Yo no entiendo nada,
y con esta nueva ordenanza peor que peor.

Lia dijo...

Wenas!!

EL EDUKADOR: estoy de acuerdo contigo. No lo había visto desde ese punto de vista, pero es cierto que es un metodo usado para anular todo atisbo de subversión. Mi madre si que se muestra más reacia al activismo, pero mi padre nunca me ha prohíbido expresar mis ideas.

CIBERCULTURALIA: no pensamos más que en nosotros, y todo aquel que piensa de otra manera es repudiado, no es nada nuevo. Siempre ha existido gente que ha removido los cimientos (Mandela, Luther King..) y aunque no se logren cambios radicales la semilla está sembrada.

NAVEGANTEROJO: el caso es que creo que hoy el mundo está gobernado y dirigido por conformistas y manipuladores y por ello en vez de avanzar retrocedemos. Hoy no estoy muy optimista...

FELIPE: existen demasiados inconformistas de salón y pocos de calle. Vivimos aletargados esperando cambios que promuevan otros.

SEVERINO: en otros sitios no se, pero en Granada las concentraciones son un hervidero de multas, el negocio más próspero del Ayuntamiento, ellos las llaman "no autorizadas", a mi suena a ilegal.

DORIAN: yo tampoco entiendo nada, pero desde aquella concentración miro con otros ojos a la policía y empiezo a dudar de que exista libertad de manifestación, más bien creo que todo se basa en el criterio subjetivo de los mismos de siempre.

Gracias a los seis por vuestros comentarios!!!
Saludos!!!

Duende Crítico dijo...

El conformismo está a la orden del día y el borreguismo también. Nuestra sociedad no se ha desarrollado en valores cívicos por lo que se deja llevar. Eso mismo se puede ver en todos los partidos donde muchos son quienes comulgan con ruedas de molino con lo que diga el líder de turno.

Un abrazo.

Lia dijo...

Wenas!!
DUENDE CRÍTICO: por desgracia esa es la realidad. Reflexionamos poco sobre lo que nos rodea y lo que somos, por eso no llegamos a apreciar la suerte que tenemos de vivir donde vivimos ni la ayuda que podría suponer el tender nuestra mano a los demás.
Gracias por tu comentario!! Saludos!!